Programa Mixto Formación y Empleo

Ídolo de Ciudad Rodrigo

El Campo del Trigo, hoy plazuela del poeta Cristóbal de Castillejo, es uno de los espacios de nuestra ciudad en el que se encontró el Ídolo de Ciudad Rodrigo, hallazgo que se produjo a mediados de los años 20 del pasado siglo cuando el Ayuntamiento realizaba las obras de alcantarillado para los campos del Trigo y del Pozo.

La pieza se encuentra desde 1964 en el Museo Arqueológico Nacional, aunque tras ser descubierta, pasó de inmediato a ser propiedad del canónigo Serafín Tella Gallego. En 1929 el arqueólogo Juan Cabré Aguiló dio a conocer el hallazgo a través de las actas y memorias de la Sociedad Española de Antropología, Etnología y Prehistoria. Según recoge el blog “El Cántaro de Palabras” este descubrimiento tuvo su impacto en la prensa nacional, como es el caso del diario ABC, donde se hacía una pequeña reseña en 1930.

Extracto ABC 1930 - El Cántaro de Palabras
Extracto ABC 1930 - El Cántaro de Palabras
Ídolo de Ciudad Rodrigo
Ídolo de Ciudad Rodrigo

Pero, ¿qué es el Ídolo de Ciudad Rodrigo?

El Ídolo de Ciudad Rodrigo es un canto rodado de grauvaca negra, de 40 x 20 x 10 centímetros. En la piedra está representado un personaje de manera muy esquemática y desproporcionada, con aspecto rechoncho, configuración bastante frecuente en ídolos similares de la Edad del Bronce localizados en la misma comarca mirobrigense o en tierras de Extremadura y Portugal. La técnica empleada es el piqueteado, además, en el dibujo se aprecia un rostro definido por los ojos, la nariz y la boca. Sobre la cabeza aparece una especie de casco o cofia, configurado por tres arcos paralelos y segmentados por una retícula radial. El cuerpo está formado por un círculo y otras dos curvas concéntricas. Las extremidades, están muy esquematizadas.